miércoles, agosto 20, 2008

Esta va para los Testigos de Jehova…

En cierta ocasión, San francisco de Asís invito a un Fraile a que lo acompañara a la ciudad, para predicar. Se pusieron en camino y estuvieron un buen rato recorriendo las calles de la ciudad, saludando con cariño a las personas que encontraban. De vez en cuando se detenian para acariciar un niño, consolar a un anciano o ayudar a una persona con las bolsas. Al cabo de un par de horas, Francisco le dijo a su compañero que era hora de regresar al convento.-¿pero.. no vinimos a predicar?-  preguntó el fraile con extrañeza.Francisco le respondió con una sonrisa muy Dulce: -Lo hemos estado haciendo desde que salimos. ¿no viste como la gente observaba nuestra alegría y se sentía consolada con nuestros saludos y sonrisas?- 

* Yo soy Ateo, pero no veo el sentido a llevar a Cristo a quién ya lo conoce, ¿no será un afán por multiplicar la Secta? No importa la explicación que den, han sido manipulados para darla.