jueves, septiembre 01, 2011

¿RELIGIÓN O CIENCIA PARA “NUESTROS HIJOS”?



Universidad Nacional Experimental del Táchira
San Cristobal -Táchira - Venezuela
¿RELIGIÓN O CIENCIA PARA “NUESTROS HIJOS”?
Ensayo



Agosto, 2011






Todas las palabras escritas en este ensayo, viven porque vivo y soy fehaciente de que todo lo que está ahí es relativamente cierto. Debo agradecer a la mayoría de los que conviven conmigo en mis momentos de pensamiento, porque cada idea plasmada debió haber sido una guerra de ideas con uno de ellos. Pido disculpas a los que pudiesen sentirse ofendidos pero debo ofenderles diciéndoles que no hay razón para sentirse de esa manera, es mi verdad y no la de todos. No deposito el cien por ciento de mi confianza en la ciencia, de sabios es dudar (aunque no me considere uno) pero el método científico me permite por lo menos establecer una teoría clara con el único subjetivismo de ser humano, no solo me atrevo a  decir  qué el método científico no será la metodología  de buscar conocimientos eterna, sino que como hombre de ciencia espero que hallemos una mejor, que nos deje ver más allá de lo evidente y responda las interrogantes que a veces no nos dejan dormir tranquilos a los que no queremos inventar una respuesta -disculpa a los que no ven como metodología, poner allí su término de preferencia-



Quise consultar con un sacerdote católico y realizar una pequeña entrevista para el ensayo, soy partidario de la objetividad y quería plasmar el punto de vista de alguien que sacrifica su vida por la iglesia, los representantes de la iglesia católica están muy alejados del pueblo y esas mismas circunstancias no permitieron que pudiese entrevistarlo, he de plasmar entonces solo mi visión del tema intentando ser lo más imparcial que pueda, aunque sé... no será así.



Nuestros Hijos

De manera introductoria deseo que el lector se pregunte ¿ciencia o religión para “sus hijos”? A pesar de que cada vez estamos más preparados para la tolerancia, ya no somos dichosamente ignorantes y nos preocupa cualquier cosa que afecte a nuestra sociedad. Cuando el  hombre se refiera a su entorno social  e intenta protegerlo le da un apodo bastante peculiar: “Nuestros hijos”, entonces si la religión o la ciencia se entrometen en temas delicados, como leonas se pondrán a la defensiva de “sus hijos”, tal y como anticuerpos del estado personificado (cómo el de la obra literaria “Leviatan” T. Hobbes, 1651) en respuesta natural serán rechazados por las mayorías y empezarán las vacunas ideológicas, no seguiré con las metáforas medicinales pero en verdad pueden imaginar mucho más: campañas intravenosas, drogar el sistema nervioso central.
Debo admitir que me he referido en el anterior párrafo a la ciencia como entrometida y a la religión como leona protectora, pero es que en general se comportan así, los hombres de ciencia renuevan sistemas, no estoy capacitado para decir si para bien o para mal, la religión siempre hala hacia el lado contrario, no han terminado de hacer que sus feligreses cumplan las reglas ya establecidas cuando de repente deben luchar contra otra reforma social, no tengo la potestad de decir si buena o mala, en verdad el lado de la reforma es indiferente para la ciencia y relativo a la religión correspondiente. Para dar un ejemplo solo debo poner un espacio en blanco, sé que el lector desde que se empezó el tema tendrá uno en mente, pero esto no es un libro de autoayuda y más tarde hablaremos de temas correspondientes a mi mundo, Latinoamérica.

Omnipotente, amoroso e iracundo
Como la necesidad de sentirse seguro, creer en Dios debería estar en el segundo nivel de la pirámide de Maslow (1943), junto a todas las demás necesidades de seguridad, la muerte nos produce miedo, Dios nos mantiene a salvo. El hecho de que Dios nos mantenga a salvo lo vuelve real, es relativo... Dios es real si nosotros lo consideramos de esa manera, de todos modos la prueba única de que Dios existe solo la ha de conocer el que ya ha fallecido y no puede regresar para contarlo, hasta ahora.
En este punto he sido bastante objetivo con la existencia de Dios, pero ¿qué pasa con las religiones? ¿Han de ser un problema o una solución? La cabeza del hombre ha llegado hasta el infinito imaginario de Georg Cantor, el imposible amor de Shakespeare y el increíble odio de Horacio Quiroga hacia la vida, justamente todo se une para crear una entidad omnipotente, amorosa e iracunda: Dios. Así lo explicaba Nietzche "El hombre, en su orgullo, creó a Dios a su imagen y semejanza", no obstante, adentrándonos más a la historia no siempre ha tenido todas estas características, por lo menos no juntas, pero siempre ha existido para darnos soporte ante las adversidades y calmar nuestra curiosidad, cuando digo nosotros he de referirme a la raza humana.



​Thomas Hobbes escribió una de las obras quizás más abstractas que haya leído, pero a la vez muy prudente en su contenido, desde aquel entonces no puedo escribir  sobre percepción sin nombrarlo, en su escrito “Leviatán” Hobbes describe como nuestra mente trabaja en función de las sensaciones (no había notado la implicación matemática que tiene decir “en función”) ningún producto de nuestra mente viene de la nada (o de inspiración divina) sino de lo que conozcamos, quizás por ello cuando hablamos de vida inteligente y queremos representarla usamos Humanoides, en un ejercicio después de leer el libro, intenté imaginar una criatura que no tuviese relación con ninguna existente y no obtuve resultados, entonces... ¿es por eso que la mayoría de los teístas creen un dios con sentimientos y pensamientos humanos? Dios ha de llegar hasta donde la inteligencia humana para crearlo o destruirlo lo permita.



El Opio del pueblo



​En América Latina la religión que predomina ha de ser la católica la cual infunde una doctrina bastante flexible para sus feligreses a pesar de que las reglas de la iglesia sean bastante fundamentalistas, predica el cumplimiento de los mandamientos y enfoca sus esfuerzos a que la iglesia actúe moralmente acorde, ajustándose a los patrones de moral en la sociedad pertinente.

Han de ser más preocupantes las pequeñas sectas o grupos protestantes, quienes en sus predicados fulminan deliberadamente a los no creyentes o a los de religiones más extendidas calificándolas como erradas y merecedoras de desprecio y castigo; al tener una población de seguidores mucho más pequeña pueden dedicarse a sembrar sus doctrinas de manera más intensa y sus enseñanzas permanecen en ellos de manera más arraigada. Pequeños grupos protestantes como los Testigos de Jehová  mantienen creencias fundamentalistas de la biblia, aquí es cuando explico porque hace líneas había descrito a estas sectas como “Preocupantes”: la Biblia, escrita a lo largo de aproximadamente 1000 años (900 a. C. - 100 d. C.) posee textos donde se describen los hechos de la vida y se relatan puntos de vista humanos que tienen más o a la misma antigüedad de los textos en los que están escritos ¿es conveniente basar nuestra actual cultura en textos tan antiguos? en este punto no haré referencia a lo criticable del antiguo testamento pero vale la pena poner lo cruel de él a procesar en la cabeza del lector.  

Me gustaría no tener que enfocarme en una sola religión, pero de una a otra no hay mucha diferencia, solo quisiera dar a conocer estos quistes sociales como ejemplo para el tema principal. En la revista “Despertad” (1969) se puntualizó: "La evidencia en cumplimiento de las profecías bíblicas indica que este sistema corrompido habrá de terminar en unos cuantos años[…] Por lo tanto, como persona joven, nunca realizaras alguna carrera que ofrezca este sistema[...] Es por eso que a los padres que basan su vida en la Palabra profética de Dios les es mucho más práctico dirigir a sus jóvenes a oficios que no requieran tan largos periodos de educación adicional" Es difícil interpretar el motivo de estos mandatos y mucho más difícil creer que algunos testigos de Jehová (Conocidos personalmente) han de respetar aún esta imposición de no estudiar carreras largas a pesar de que su predicción del fin del mundo falló, de modo qué este tipo de doctrinas ¿afectan o no afectan a nuestra sociedad? ¿Qué no es esta misma religión la que niega el hecho científico de la evolución y pone doctrinas como “No recibir transfusiones de sangre” antes que el derecho humano a la vida?



​A medida que la ciencia avanza algunas religiones han impulsado el enlace de conocimientos dando explicaciones a lo que la ciencia encuentra, por ejemplo, la iglesia católica relaciona el hecho de la evolución con los millones de años que pudo haber durado el creacionismo; que las religiones vayan tomadas de la mano con la ciencia es más conveniente para nuestra sociedad a que se refuten constantemente. "Reflexiona que común a todos los hombres el error se enmienda, porque la terquedad acusa ignorancia" Sófocles.



Qué la enseñanza sea objetiva



​Todos los estados deberían ser Laicos y el desarrollo ha dado muestra de ello. A pesar de los errores que se puedan cometer en cada paso que va dando la humanidad, el hombre se ha vuelto menos bárbaro, más social y más consciente de sus actos, no se puede negar que somos menos fanáticos y belicosos que en tiempos remotos aunque la guerra aún exista, que estamos aprendiendo a convivir con el planeta y que los derechos son universales, quiero darle todo este mérito a la humanidad para dar base a mi anterior argumento: Todos los estados deberían ser laicos y el desarrollo es muestra de ello, un Estado separado de la religión es un nuevo paso en la evolución social, donde nos preocupamos por nuestra especie sin rendir cuentas a ninguna entidad superior.



En países como los hispanoamericanos donde el estado ha de tener tanta inmiscuencia en la educación básica (que ha de ser gratuita y universal) es muy conveniente que la enseñanza sea objetiva y no subjetiva a ninguna religión o movimiento político-social.



De que sirve una enseñanza gratuita si no es una enseñanza de valor, obviamente los patrones morales varían según el espacio terrestre, estos patrones pueden ser transmitidos en las escuelas, no a  través de una materia como tal sino del mismo ejemplo de los educadores, eso no está del todo mal, pero dar esos patrones morales, enseñanzas religiosas y políticas al niño en su aula de clase, es darle a creer que esa conducta es ciencia exacta y natural, cuando no lo es. Pero, como es de saberse, los padres en su mayoría quieren educación religiosa para sus hijos, ya sea porque a ellos no les interesa impartirla, no les da tiempo de ejercerla o para profundizarla sin darse cuenta de que faltan al artículo dieciocho de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.



Artículo 18
​“Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia”  Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948)

Cuando un niño en sus primeros años de estudio, en su desarrollo infantil temprano, recibe educación religiosa en su aula clase, se siembran actitudes que prevalecerán en su vida adulta, quitándole la libertad de escoger desde pequeño cerrando su mente a nuevas opciones.
¿Religión o ciencia para “nuestros hijos”?



​La ciencia es humilde, porque la verdad es verdad hasta que se demuestre lo contrario, la religión es soberbia. Gregorio Klimovsky en “Las desventuras del Conocimiento Científico” puntualiza: “Sería posible que hubiésemos <> una teoría científica sin haber establecido su verdad de manera concluyente, y por tanto no debe extrañar que una teoría aceptada en cierto momento histórico se desechada más adelante”, con el paradigma actual la ciencia está ansiosa por fallar y descubrir nuevos caminos, la religión es cautelosa, no avanza y se desvía con tal de mantener sus principios, en su mayoría lo único parecido a  un paradigma es un texto antiguo, algunos dirán que si la Religión no es Ciencia, obviamente no tienen un paradigma y defenderán a capa espada el argumento más imprudente, a mi pensar, de la faz de la tierra: la Fe.



Por capricho, sabiendo que la sociedad está donde tiene que estar porque ese es el curso natural de las cosas, propongo imaginar un país sin ningún tipo de religión, laico en todo sentido, dedicado a la ciencia “En términos mundiales, sí existen ateos y agnósticos en todos los países del mundo, su número es más reducido en países pobres y menos desarrollados que en los países ricos e industrializados” Steve Bruce (2003)



No quiero pensar que sin Dios hay muerte, para un cristiano quizás sea así, Dios no es un factor natural para evitar la muerte pero sí un medio efectivo. Este País sin Deidad respeta en su mayor parte los derechos humanos, al fin y al cabo ningún humano sea religioso o no, quiere perderlos; habrá algunos detractores más radicales que  dirán que ciertos derechos deben ser ganados (los que han de apoyar la pena de muerte y la esclavitud de los presos) pero todo lo que somos es culpa de la madre sociedad ¿o no? ¿Hemos de castigar a los demás por lo que nosotros mismos hemos creado? Habría más hombres de ciencia que hombres predicando espurios y todos los recursos malgastados en celebraciones religiosas y revistas han de ser dedicados a investigación, solo imaginen todo ese tiempo que se invierte en profesar la Fe, invertido en algo realmente productivo para la sociedad ¿alguna idea? ¿Qué tal ayudar a los desplazados? es irónicamente lo que predican ¿no?



Y para dejar descansar la imaginación y dejar demostrado que el orden de una sociedad no depende de ninguna deidad, en un país sin rastros de iglesia, la mujer nunca ha debido ser desplazada y aunque no ocupe necesariamente el mismo lugar del hombre, sí se le da la misma importancia dentro del círculo social. Ninguna de las mayores religiones (Islam, Cristianismo, Budismo, Hinduismo o Judaísmo) tienen a una mujer como deidad y la poca o nula participación de la mujer en sus textos bíblicos o costumbres antiguas le ha costado a la mujer actual muerte, hambre e ignorancia.



¿Religión o ciencia para “nuestros hijos”?



Como ya saben he de referirme a “nuestros hijos” como la sociedad protegida, en anteriores párrafos he descrito como la religión puede llegar a ser nociva en ciertos aspectos sociales e insisto en que si algo bueno hacen es simplemente por instinto y empatía con la raza o para contentar a su iglesia. “La religión penetra nuestra cultura, aparece en nuestras puertas con publicaciones, escrituras y amenazas de condenación eterna, influye en nuestros libros de ciencia, contamina nuestros sistemas políticos, adoctrina a nuestros niños y postula que debe seguirse su doctrina o seremos destruidos en cuerpo, alma o ambos” (s/a)(s/f)



Encuestando a algunos cercanos y conocidos de la facultad de ingeniería mayormente, entre teístas y ateos contestaron a mi pregunta: ¿cómo imaginan un mundo sin Dios(es) (sin que se creyera en él(ellos))? La respuesta por parte de los creyentes fue unánime “libertinaje y destrucción”, mientras que para los ateos, quienes pasan sus días sin deidad, el mundo no cambiaría mucho y simplemente se solucionarían los problemas que rodean este tipo de tópicos, pero en común, más que amor, Dios es opresión, una barrera mental que no deja hacer a la humanidad lo que se le venga en gana.



“Por eso sostengo que cada cual tiene derecho a disfrutar de su vida del modo más humanamente completo posible, sin sacrificarla ante dioses, ni a naciones, ni siquiera al conjunto entero de la humanidad doliente”  Savater, 2004; con esta cita puedo resumir lo que en miles de palabras he tratado de expresar y parece de oro para concluir esta obra; una de las cosas que más me conmueve con respecto a las religiones es lo que la gente sacrifica, el tiempo que gasta y las cosas que hacen o dejan de hacer en nombre de sus creencias, a pesar de que es su vida y los hace felices, no tuvieron la opción de escoger... ¿es una opción cambiarse de Religión o dejar de profesarla cuando toda su infancia fue manipulada? Por eso yo voto por una ley que impida inculcar religión a menores de edad; La ciencia reposa sobre evidencias y avances, la religión es un conjunto de  creencias apoyadas entre sí, ¡Ciencia para nuestros hijos!
































Bibliografía





Steve Bruce, Politics and Religion, Polity Press (Cambridge)/ Blackwell Publishing Ltd. (Oxford), Reino Unido, 2003



Kuhn, Thomas. LA ESTRUCTURA DE LAS REVOLUCIONES CIENTÍFICAS Traducción: Agustín Contín. Breviarios 213 p. Fondo de Cultura Económica 1971



Klimovsky, Gregorio.Las desventuras del Conocimiento Científico. Ed. 3 Argentina 434 p. A-Z Editora 1997



Maslow, Abraham. A Theory of Human Motivation.Originally Published in Psychological Review, 50, 370-39 1943



Nietzche, Federíco. El Anticristo. Ultima vez revisado: 25/08/2011 http://bit.ly/rssJxC



Hobbes, Thomas. Leviatán: o la materia, forma y poder de una república eclesiástica y civil. México: Fondo de Cultura Económica. ISBN 9789681602253.



Marx, Karl. Contribución a la Crítica de la Filosofía del Derecho de Hegel (1943: Kritik des hegelschen Staatsrecchts) 1844